Nadie puede desconocer los inmensos avances a los que ha llegado este Gestor de Contenido CMS llamado WordPress, siendo ese el motivo por el cual cada vez existen más usuarios que desean integrarse a la comunidad con una temática específica.

Los desarrolladores de este Gestor de Contenido han trabajado arduamente con sus respectivas actualizaciones, mismas que se llegaron a anunciar como «automáticas y sin intervención del usuario» desde la versión 3.7 de WordPress. Ahora bien, si bien es cierto que es necesario tener siempre la más reciente versión de WordPress, existen diferentes motivos por los cuales un gran cantidad de personas no desean que la actualización se haga presente sin su permiso y autorización.

Razones para no realizar la actualización automática en WordPress

Bastaría tener que ponernos en los zapatos de los administradores de determinados blogs de WordPress, con lo que entenderíamos las razones y motivos por los cuales están en contra de adquirir estas actualizaciones y peor aún, «automáticas»; nos hemos atrevido a tratar de mencionar a dos de estas razones que podrían estar planteándose en la mente de un número determinado de usuarios, algo que bien podríamos llegar a describir de la siguiente manera:

  • 1. Compatibilidad.

Al hablar de la compatibilidad estamos haciendo referencia a una gran cantidad de elementos, los cuales vienen a ser las razones principales para que no se llegue a ejecutar esta actualización automática; algunos usuarios y administradores han adquirido una plantilla de WordPress que trabaja perfectamente bien hasta un número de revisión, algo que podría llegar a fallar con una versión superior.

La compatibilidad también está relacionada con los plugins; existen unos cuantos de ellos que no han sido actualizados a la más reciente versión, por lo que el trabajo de los mismos podría representar un 50% de eficacia.

  • 2. Adaptabilidad.

Si tuviésemos la oportunidad de ver a la más reciente versión de WordPress y comparar a la misma con una de las primeras, lograríamos notar un cambio extremo. Ahora bien, si bien es cierto que cada una de las funciones en las más recientes versiones de WordPress intentan ayudar a un mejor manejo en la gestión de contenido, la adaptabilidad por parte de determinado número de usuarios podría ser un problema.

Por ejemplo, cuando describimos a la versión 3.9 de WordPress y las bondades que nos ofrecía la misma a la hora de integrar imágenes y fotografías con sólo «arrastrar y soltar», esta situación llegó a ser molesta para una gran cantidad de personas cuando la actualización se la llegó a proponer al inicio. Los administradores y desarrolladores llegaron a realizar determinadas modificaciones para que una imagen tenga que incorporarse el modo convencional. Claro que aún se puede seleccionar y arrastrar un imagen sobre la interfaz, pero cuando existe contenido que ya está redactado en el área de edición, momento en el que dicha función deja de tener efecto.

Por otro lado, «la edición de imágenes» dentro de la misma plataforma de WordPress en realidad no representa lo que dice dicha frase para la función, ya que en realidad se esta intentando adaptar la imagen a lo que el bloguero desea tener. Por ejemplo, si hemos redimensionado una imagen, la misma únicamente ha sido «escalada» y más no, cambiado su tamaño. Por si las dudas, te invitamos a realizar dicha prueba y posteriormente buscar a la imagen redimensionada en otro post diferente. En ese momento te darás cuenta que el tamaño de esta imágenes se encuentran en el original, no existiendo otra con tamaño diferente.

Pues bien, solamente hemos descrito a 2 factores que podrían ser tomados en cuenta a la hora de decidirse a no aceptar las actualizaciones automáticas de WordPress, pudiendo existir muchas más que seguro se las habrán planteado los administradores de distintos blogs.

¿Cuales son las actualizaciones automáticas propuestas para WordPress?

Aquí existe algo de confusión, pues si bien es cierto que desde la versión 3.7 de WordPress sus desarrolladores propusieron que las actualizaciones tenían que ser automáticas y por supuesto, sin intervención de los usuarios, existe una noticia en la que se sugiere que las mismas se realizarían de tal forma, únicamente si son consideradas como «mínimas».

Entonces, si hablamos de «actualizaciones mínimas para WordPress», las mismas contemplarían cuando se presentó la versión 3.7 y posteriormente se empezaron a ofrecer unos cuantos parches hasta llegar a la versión 3.8. En dicho rango, estas actualizaciones son consideradas como mínimas.

Ahora mismo ya nos encontramos trabajando con la versión 3.9 de WordPress, lo cual quiere decir que las actualizaciones automáticas se harían efectivas sin la intervención de sus usuarios hasta llegar a la versión 3.10; de todas maneras, este escenario podría llegar a cambiar si los desarrolladores del Gestor de Contenidos CMS lo consideran necesario en un momento determinado.

¿Por qué motivo desactivar las actualizaciones automáticas?

Si aún no te encuentras los motivos para desactivar a estas actualizaciones automáticas intentaremos ser más concretos en este momento.

Existen determinado número de administradores que suelen tener un «hosting gestionado», lo cual quiere decir que el administrador prácticamente no tiene que hacer absolutamente nada en su blog en cuanto a la gestión de un tema (Plantilla de WordPress) o de determinado número de plugins.

Por ejemplo, si has encargado de administración de tu sitio web a Factoría Digital, de una manera implícita estaríamos hablando de este tipo de «hosting gestionado», pues la empresa se encargada de hacer que funcione todo perfectamente bien. Para ello, intentarán saber si la plantilla personalizada no va a tener problemas con la nueva versión de WordPress; igual tratamiento se realizará para los plugins aunque, en este último caso, quienes están llevando un «hosting gestionado» esperarán a que exista una nueva versión del plugin y que la misma, sea compatible con el reciente versión del CMS.

Si dispones de un blog de WordPress en donde no interviene un «hosting gestionado», entonces podrías hacer uso de estas actualizaciones automáticas, pues no requerirás de un control exhaustivo en tu entorno de trabajo.

Hay que tomar en cuenta y considerar que aquellos blogs de WordPress que ya tienen un gran prestigio y un volumen de visitas considerablemente alto, son quienes podrían estar haciendo uso de este «hosting gestionado», a quienes no les interesará estas actualizaciones automáticas si las mismas van a ofrecer una inestabilidad y en el peor de los casos, una «caída de su sitio web» de forma imprevista, ya que con ello únicamente se estaría perdiendo un volumen importante de tráfico.

¿Como se pueden desactivar estas actualizaciones automáticas?

Hasta el momento creemos haber dado las razones suficientes para desactivar estas actualizaciones automáticas, aunque la decisión final la tienes tú, ello dependiendo del análisis que hayas hecho sobre cada uno de los puntos que hemos sugerido anteriormente.

Si dispones de una versión de WordPress 3.7 en adelante, puedes intentar navegar por cada uno de los rincones del panel de administración para tratar de encontrar a alguna función que te ayude a «desactivar estas actualizaciones automáticas», exploración que será infructuosa pues no existe algún tipo de alternativa como un pequeño «switch» que se pueda encender o apagar.

Lo que si existe, es un método que podría ser considerado como truco, al cual lo mencionaremos en lo que va de este artículo. Para ello, nos apoyaremos de:

  1. Un plugin para WordPress.
  2. Unos cuantos códigos simples para insertar en tu plantilla.

La mayoría de personas agradecerán el uso de este plugin, más aún si consideramos que este tipo de elementos y herramientas son muy fáciles de manejar, pues podría llegar a actuar como aquel «switch» que nos ayudará a encender o apagar una función como lo sugerimos antes.

De todas maneras, también sugeriremos el uso de determinado número de códigos a ser colocados en lugares específicos dentro de tu blog de WordPress, edición que también es fácil de realizar aunque, siempre es recomendable hacer una copia de seguridad como lo hemos venido sugiriendo en diferentes ocasiones. Guiarse por los códigos puede ser desventajoso si no haces esta copia de seguridad y los utilizas de manera incorrecta; puede ser en cambio beneficioso, ya que no utilizaremos plugins, ello con el objetivo de evitar que nuestra página web se haga lenta por la implementación de un complemento adicional.

Utilizar un plugin para desactivar las actualizaciones automáticas en WordPress

Nuevamente debemos hacer la recomendación anterior, y es que te asegures de haber realizado en algún momento una copia de seguridad de todo tu blog de WordPress; claro que al instalar un plugin, si algo llega a fallar simplemente tendrías que desactivar al mismo para que todo vuelva a la normalidad.

El plugin al que hacemos referencia por el día de hoy tiene el nombre de «Advanced Automatic Updates«, al cual lo puedes encontrar en el repositorio de WordPress o también, haciendo clic en el enlace que sugerimos anteriormente en el nombre.

Si lo buscas por el repositorio y lo encuentras tendrás que instalarlo desde allí mismo, un procedimiento que es muy fácil de realizar y que no involucra ningún tipo de conocimiento especial. Si en cambio utilizas al enlace que ofrecimos anteriormente (en el nombre del plugin), tendrás que descargar al mismo a tu ordenador y posteriormente subirlo mediante un cliente de ftp, o también desde el mismo Panel de Administración de WordPress.

Luego de instalar el plugin deberás ir hacia la configuración del mismo, lo cual puedes realizar por los caminos diferentes:

  • Desde el listado de plugins y eligiendo la opción de configuración.
  • Desde la barra lateral izquierda en el «Ajustes» y eligiendo posteriormente al nombre del plugin.

Una vez que te encuentres en esta área de la configuración del plugin podrás observar una gran cantidad de opciones que a nuestra vista, son interesantes. Así por ejemplo, no solamente tendrás la posibilidad de inhabilitar las actualizaciones automáticas sino también, de que ellas se ejecuten dependiendo del nivel de importancia que tengan.

Advanced Automatic Updates
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Por ejemplo, en la primera parte podrás admirar a 2 casillas para seleccionar, mismas que te ayudarán a:

  • Realizar actualizaciones automáticas de versiones superiores.
  • Realizar actualizaciones automáticas «únicamente menores» y que involucran aspectos de seguridad.

Quizá una buena recomendación es elegir a la 2ª opción (que esta marcada en la imagen anterior), pues con ella únicamente estaríamos autorizando actualizaciones automáticas de menor grado pero de gran importancia; ello quiere decir, que si ahora mismo disponemos de la versión 3.9.1 de WordPress, al seleccionar la opción marcada, únicamente se autorizará a realizar actualizaciones que vayan hasta antes de la versión 3.10.

Un poco más abajo tendremos la posibilidad de autorizar otro tipo de actualizaciones, mismas que involucran a los plugins o a la Plantilla de WordPress; si no vas a utilizar las actualizaciones superiores (por ejemplo, de la 3.9 a la 3.10) entonces las casillas que corresponden a las actualizaciones de plugin y plantillas podrían estar desactivadas.

También existe un área de notificaciones por correo electrónico, en donde solamente deberemos escribir un e-mail que nosotros revisemos regularmente; con ello, una vez que lleguen determinado número de actualizaciones (de WordPress, plugin o Temas), un correo electrónico nos llegará a manera de notificación informándonos de su presencia, lo cual nos servirá para revisar si vale la pena o no utilizar a estas actualizaciones.

Básicamente esas son las configuraciones más importantes que deberíamos manipular con este plugin a la hora de permitir o evitar las actualizaciones de nuestro blog de WordPress, lo cual involucra (como lo mencionamos antes) tanto al software propiamente dicho (el CMS) como a los complementos y la Plantilla.

Para terminar con este consejo, debemos mencionar que las actualizaciones a instalar con éste plugin funcionarán únicamente si las mismas han sido adquiridas desde el mismo repositorio de WordPress; ello quiere decir, que si hemos activado la casilla que permite las actualizaciones de los Temas y al mismo lo hemos conseguido desde fuera, con seguridad que ello no se concretará, pues algunos son de pago y por tanto no pueden ser reconocidos por este plugin.

Utilizar código para desactivar las actualizaciones automáticas

El método y procedimiento más fácil para realizar lo hemos mencionado anteriormente, el cual apoyado en un interesante plugin nos puede ayudar a activar o desactivar las actualizaciones automáticas tal y como si estuviésemos trabajando con un pequeño «switch»; si no deseamos utilizar a este tipo de elementos (el plugin) entonces podríamos optar por emplear determinados «códigos», algo que también es fácil de realizar y que sugeriremos a continuación.

La imagen que puedes admirar en la parte superior es uno de estos códigos que podrás utilizar para desactivar a las actualizaciones automáticas en WordPress; al mismo lo tienes que agregar en alguna sección de tu archivo wp-config.php, existiendo varios métodos para hacer dicha tarea y que sugerimos anteriormente por medio de un artículo.

En la imagen admirarás la presencia de una sentencia, la cual esta desactivada gracias a la opción «false«, lo que sugiere que estas actualizaciones automáticas no se llegarán a concretar en ningún momento; intenta colocar el código sugerido en un lugar en donde lo recuerdes bien, pues si en algún instante deseas estas actualizaciones automáticas tengan efecto, tendrás que ubicar el lugar en donde se copió al mismo para poder eliminarlo rápidamente.

Ahora bien, el código anterior trabaja perfectamente bien a la hora de evitar que las actualizaciones mínimas se lleguen a concretar dentro de nuestro blog de WordPress; pero ¿que pasa con las versiones principales? Quizá no necesitemos realizar las actualizaciones de los pequeños parches, pero si aquellas que representen a un cambio de versión alto, las cuales son consideradas como «principales». Si ese es el caso, te sugerimos realizar una pequeña modificación en el código que te mostramos anteriormente, mismo que podría quedar de la siguiente manera:

activar actualizaciones-automaticas-de-WordPress
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Allí hemos autorizado mediante el código, que las actualizaciones importantes se lleven a cabo, ello gracias a la instrucción «true» que se encuentra presente dentro de la sentencia.

Con estos 2 pequeños trucos (a manera de códigos) que hemos propuesto anteriormente, tendremos la posibilidad de permitir o evitar una actualización automática, lo cual representa prácticamente hacer lo mismo que el plugin nos proponía en la primera sección de su configuración.

¿Que pasa con los plugins y los Temas?

La pregunta es válida ya que el plugin que sugerimos anteriormente contemplaba la posibilidad de configurar las actualizaciones tanto en los «temas» como en los mismos»plugins»; para tal situación también existe una alternativa mediante esta segunda modalidad, es decir, con la utilización de pequeños códigos. Una primera sugerencia que vamos a realizar en este momento, es emplear al código que propondremos a continuación para habilitar las actualizaciones automáticas en los plugins:

actualizar plugins
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Una situación muy similar se puede plantear para permitir las actualizaciones de los Temas, lo cual sugiere el siguiente código:

actualizar temas en WordPress
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

¿Como puedo desactivar todas las actualizaciones?

Todos los códigos que hemos mencionado anteriormente se los tiene que colocar en un lugar estratégico y fácil de recordar en el archivo wp-config.php, pudiendo realizar cualquier tipo de combinaciones con ellos; ello quiere decir, que si utilizas inteligentemente a cada uno de ellos podríamos permitir las actualizaciones de plugins y Temas mientras que las de WordPress estén desactivadas (o activadas según nuestra preferencia).

Retomando algo de lo que comentamos al inicio, podríamos llegar a decir que si dispones de un «hosting gestionado» este tipo de actualizaciones no tendrían que llevarse a cabo hasta que se tenga una versión estable tanto de WordPress como de los plugins que tengamos instalados en nuestro blog. Obviamente estamos tratando de dar unos cuantos consejos para quienes no tienen este servicio, por lo que sería bueno pensar «como ellos», es decir, que ningún tipo de autorización se haga efectiva mientras no exista «una versión estable y oficial».

desactivar todas las actualizaiones en WordPress
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

El código que hemos colocado en la parte superior te va a ser de mucha ayuda para este tipo de casos, pues el mismo llegará a desactivar todas las actualizaciones que lleguen a presentarse en un momento determinado, ello sin importar que las mismas hagan referencia al mismo WordPress, los plugins o los Temas en tu blog. De esta manera, cuando leas las diferentes noticias de que existe una versión superior y de importancia de WordPress, allí solamente deberías de instalar a la misma en tu blog.

Ahora bien, quizá te estés preguntando ¿como puedo saber si existen nuevas actualizaciones?

Para ello también existe una solución, y es utilizando a otro código para ser insertado también en un archivo dentro de tu plantilla de WordPress, aunque por esta ocasión deberá de utilizar al «functions.php» en lugar de wp-config.php.

notificaciones de actualizaiones en WordPress
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Al código lo puedes admirar en imagen superior, mismo que tiene el objetivo de enviarte un correo electrónico como si fuese una notificación, en el momento en que exista una actualización, siendo ese el momento en que debes leer la «revisión completa» de las nuevas funciones que traiga dicha actualización.

Con todas las indicaciones que te hemos mencionado, ya debes intentar implementar cualquiera de las 2 alternativas que te ayudarán a activar o desactivar las actualizaciones automáticas en WordPress; a pesar de que ambos procedimientos son muy fáciles de seguir (especialmente aquel que contempla la utilización de un plugin); te recomendamos que este tipo de tareas las realices únicamente si tienes reconocimiento en el manejo de los archivos que forman parte de tu plantilla de WordPress. Si ello no es así, no dudes en comunicarte con los administradores de Factoría Digital en todo momento, pues son ellos los que te ofrecerán una alternativa más viable para poder solucionar cualquier tipo de inconveniencias o problemas que tengas con tu blog.

También te recomendamos que te comuniques con Factoría Digital para que puedas averiguar un poco más (y estar informado) sobre lo que representa tener un «hosting gestionado», siendo esta una excelente alternativa para llevar con el blog de WordPress pues con ella, no tendrás que preocuparte absolutamente de nada sino más bien, de la «Gestión de Contenido» con cada uno de los Posts en tu Blog de WordPress.

Share This