Si hemos navegado por la red durante una buena cantidad de tiempo, con seguridad que también habremos notado la presencia de diferentes tipos de blogs que se muestran a nuestra vista a cada instante. Para una persona experimentada la diferenciación entre un blog personal y uno de negocios puede hacerse evidente en ese mismo instante, aunque para alguien que tome al Internet como un medio de información casual únicamente, quizá no se llegue a dar cuenta de las diferencias que existen entre cada uno de estos entornos.

Por supuesto que existen también muchas semejanzas entre un blog personal y uno de negocios, aunque siempre hay que tratar de diferenciar cada uno de ellos a la hora de recibir una noticia oficial o una informal. Ahora bien, hemos analizado el punto de vista de un visitante hacia estos dos entornos pero ¿cómo redactarías en un blog personal o uno empresarial? Esta pregunta está planteada principalmente para un blogger, quien debe tener plenamente bien identificadas a estas 2 tareas para realizar.

blog personal vs empresarial
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

De manera general, ¿que es un blog personal y uno empresarial?

Las sugerencias y comentarios sobre lo que definiremos a continuación pueden ser muy diversas, ya que cada punto de vista siempre va a mantenerse como propio para cada persona. De una manera muy general podríamos decir que un blog personal representa tener un pequeño rincón en la web, lugar en donde hemos empezado a escribir algo en lo que nos consideramos expertos en la materia. La forma de escribir o redactar artículos en un blog personal puede sugerir a un estilo semi-formal e inclusive, informal dependiendo del objetivo que nos hayamos planteado llegar en cuanto a audiencia.

Su contraparte se encuentra en un blog empresarial, lugar en donde a pesar de también existir un espacio para poder escribir determinados temas de interés común y que seguramente los dominamos grandemente, allí se tienen que seguir unas cuantas reglas y normas, mismas que vienen a ser el lineamiento de la empresa y que bajo ningún pretexto podríamos pasar por alto. En este mismo sentido, si nosotros como redactores independientes nos hemos puesto a las órdenes de una empresa y específicamente de su blog, bajo ningún pretexto tendremos la completa libertad de escribir «lo que nosotros creamos conveniente» (o como dicen muchos, «lo que se nos dé la gana«). Quizá un poco estricto, pero esa es la situación que se tiene que aceptar al depender de una empresa y obviamente, del blog publicaciones de la misma.

Hemos mencionado únicamente a unas cuantas apreciaciones que pueden ser consideradas como las diferencias entre un blog personal y uno empresarial, aunque también hay que destacar que las semejanzas son múltiples, mismas que mayoritariamente por involucran a un aspecto técnico de forma antes que de fondo. Ello quiere decir, que tanto un blog personal como empresarial necesitan de etiquetas, categorías, técnicas SEO, plugins entre muchos otros elementos más.

También podríamos agregar una diferencia adicional a las que sugerimos anteriormente, misma que se enfoca principalmente en el «público de destino» hacia donde dirigiremos el blog. En un personal quizá no tengamos mucho cuidado en tratar de definir un público específico (edad, sexo, país, cultura), ya que el tráfico que intentamos obtener será bueno desde donde quiera que venga. En un blog empresarial la situación es completamente diferente, ya que dependiendo de la actividad económica a la que se dedique la misma, se tendrá que enfocar especial atención hacia un área específica de trabajo profesional. A continuación mencionaremos unas cuantas apreciaciones de lo que se podría considerar como diferencias entre estos 2 entornos de trabajo.

¿Como son los blogs personales y los empresariales?

Ligeramente hemos sugerido que existen semejanzas y diferencias entre un blog personal y uno empresarial, situación que puede ser considerada como polo opuesto en cada uno de ellos dependiendo del enfoque y temática tratada en los mismos.

  • 1. La audiencia de un blog empresarial es mucho más especializada. Para muchas personas, el tráfico que intenta obtener un blog empresarial es considerado como un nicho, el cual es más exigente debido a que los lectores (visitantes) intentarán encontrar una solución efectiva a su problema o necesidad, algo que generalmente no se suele encontrar en un blog personal. Sólo por dar un pequeño ejemplo de esta situación, podríamos decir que en un blog personal en un día específico se podría llegar a redactar sobre el cuidado de los gatos, al día siguiente sobre consejos de dieta y quizá, en otro día sobre aviones. Debido a la temática variada y diversa, este blog puede ser considerado como personal a no ser que el mismo, sea parte de una revista.
  • 2. La redacción de un blog empresarial. Éste aspecto puede ser un poco más complicado de realizar, ya que el contenido que llegue a ser parte de los artículos de un blog empresarial tiene que ser atractivo para poder mantener al lector diariamente siempre cerca al sitio web. Si en un blog personal existe libertad para escribir sobre diferentes temáticas, en uno empresarial el redactor tiene que limitarse a escribir sobre el aspecto profesional de la firma.
  • 3. El contenido en un blog empresarial generalmente es catalogado como útil, valioso y necesario. Sin la necesidad de tener que ser catalogado como un sitio publicitario este blog empresarial, pero el mismo intentará proporcionar información sobre un producto o servicio, lo cual para muchas personas es considerado como un entorno excesivamente comercial. Dentro del contenido de un blog empresarial también se podría llegar a redactar sobre consejos en el manejo de un producto, el provecho que se va a tener con el mismo así como también, las diferencias que podrían existir con otros similares.
  • 4. En un blog personal, es el administrador y sus redactores los que prácticamente definen lo que se debe publicar en el sitio web; en un blog empresarial lo define el servicio o producto que se intenta comercializar. En este último caso, casi podríamos asegurar que ni siquiera gerente de la empresa tiene la capacidad para definir lo que se debe escribir en un blog, sino más bien quien se encuentre encargado del área de marketing.
  • 5. Por último, podríamos también decir que un blog personal es netamente informativo mientras que uno empresarial tiene que ser productivo. Volviendo al ejemplo que hemos venido planteado anteriormente, si la empresa está comercializando un producto o servicio específico, no gana absolutamente nada únicamente con «comentar determinadas metodologías o técnicas de uso», sino más bien que el contenido tiene que ser atractivo para captar la atención de los visitantes, estos últimos los que prácticamente financiarán a la empresa luego de haber adquirido su producto o servicio.

Son unos cuantos esquemas los que hemos mencionado en este artículo, en donde hemos querido dejar una idea completamente clara de lo que representa tener un blog personal (que para muchos es informal o casual) y un blog empresarial.

Share This