La foto del producto: Hágalo usted mismo con Prestashop

Si nos vamos a dedicar a tratar de hacer crecer la tienda online que estamos administrando, entonces debemos tener cuidado en la forma de estructurar cada uno de sus rincones; hablando específicamente del diseño gráfico que puede llegar a contemplar la misma para cada uno de sus productos, lo que el visitante llegue a apreciar en cada una de las imágenes, podría ser el factor más relevante para que su estadía sea una compra segura.

La actividad del ecommerce tiene que ser manejada eficazmente en este entorno, razón por la cual, en el presente artículo sugeriremos a lo que se llamaría en otro tipo de escenario como: «hágalo usted mismo»; la sugerencia esta dedicada principalmente para quienes se están iniciando en su tienda online con Prestashop, lo cual quiere decir, que no estamos (por el momento) en la capacidad de poder invertir demasiado dinero en equipo sofisticado para realizar sesiones fotográfica de cada uno de los productos que vayamos a comercializar.

productos en la tienda online de Prestashop

Claro que debemos seguir tomando en cuenta determinados aspectos que son primordiales para que el entorno de tu tienda online sea eficaz, mismos que se apoyarán en la calidad de las fotografías e imágenes que trataremos, para mostrar a todo el público.

¿Como podemos optimizar nuestras imágenes?

Si buscamos en Internet y específicamente, en los distintos motores de búsqueda algo que se relacione con la «optimización de imágenes», de manera inmediata nos encontraremos con un gran listado de sugerencias, las cuales generalmente se vinculan con aplicaciones o herramientas para ser instaladas en un ordenador y que tienen el único objetivo de «optimizar las imágenes». Los resultados hacen relación a un aspecto completamente diferente al que trataremos ahora, pues dichas aplicaciones o herramientas nos ayudarán a redimensionar, cambiar el formato, e incluso, hacer unas cuantas modificaciones en el aspecto de estas imágenes.

A pesar de que este es uno de los elementos también importantes para quien este estructurando el diseño de una tienda online, en primera instancia lo que vamos a tratar sobre la «optimización de imágenes» trata sobre los equipos que debemos usar, sin que ello involucre un gran gasto hacia nuestro bolsillo.

Previamente deseamos mencionar al lector, que la mayor parte de la información que proporcionaremos en esta guía de uso, ha utilizado como fuente a uno de los artículos del sitio oficial de Prestashop.com aunque, con las respectivas variantes que no necesariamente hacen referencia a una interpretación y traducción del idioma sino más bien, a un conocimiento sobre las distintas alternativas que existen actualmente para manejar la calidad imagen. Nuestro aporte tratará de ser un complemento adicional a dicho artículo, al cual se pueden dirigir por medio del enlace de su web oficial.

Los equipos que necesitaremos para tomar buenas fotografías

Pues bien, habiendo hecho la aclaración antes mencionada, en este mismo instante nos dedicaremos a tratar de sugerir cuales son los implementos que utilizaremos para poder realizar una sesión fotográfica con pocos recursos; para ello, nos apoyaremos del siguiente gráfico.

instalar estudio fotografico para tienda online

Tal y como se podrá admirar, cada uno de los elementos que se han mencionado en dicha ilustración no requieren de un costo altísimo de dinero sino más bien, a algo de creatividad y por supuesto, un presupuesto bastante bajo en comparación a lo que se requeriría para montar un estudio fotográfico profesional. Algunos de estos implementos hacen referencia a lo siguiente:

  1. La cámara fotográfica.
  2. Un pequeño espacio para la instalación de nuestro estudio fotográfico.
  3. Iluminación natural y artificial.
  4. Un buen estilo para manejar al producto.
  5. La postproducción.

Los ítems hemos mencionado anteriormente son un complemento a aquellos que puedes admirar en imagen sugerida, en la cual inclusive se llega a mencionar el precio que podría representar adquirir cada uno de estos implementos. Si llegásemos sumarlos a todos, nos encontraremos con un valor que podría llegar a fluctuar de los 400 a 500 dólares, algo realmente económico si consideramos que nuestro trabajo para realizar (con mucha creatividad) va a representar una gran cantidad de ventas de los productos que tenemos planeado comercializar.

1. La cámara fotográfica

Uno de los primeros elementos que mencionaremos en este instante es a la cámara fotográfica; sin ella no tendríamos la capacidad para hacer absolutamente nada, aunque tomando en cuenta que hoy en día y con el avance de la tecnología podríamos llegar a encontrar uno de estos accesorios en cualquier instante, por lo que su adquisición quizá no involucre algún tipo de inconveniente.

La cámara fotográfica puede ser alguna digital que hayamos adquirido anteriormente y que en el mejor de los casos, nos permita grabar a las imágenes en su memoria micro SD. Si no tenemos alguna de ellas, entonces podríamos utilizar a nuestro teléfono móvil. Casi podríamos asegurar que la mayoría de dispositivos móviles cuentan con una buena resolución en su cámara fotográfica, siendo una muestra de ello lo que se podríamos obtener con un Sony Ericsson 810w, el cual viene siendo un teléfono móvil antiguo y que sin embargo, dispone de una calidad de 2 Mpx. Además de ello, tiene flash incorporado (que no lo necesitaremos por ahora) y autoenfoque. Considerando estos elementos que hemos mencionado para un teléfono móvil antiguo, a los mismos deberíamos tratar de encontrarlos en cualquiera que tengamos ahora a la mano, pudiendo también ser utilizado un tablet si lo disponemos.

2. Instalación de nuestro estudio fotográfico

Al hacer referencia a un «estudio fotográfico», de manera directa estamos tratando de plantear un espacio para poder realizar sesiones enfocadas directamente hacia productos, los cuales van a ser pequeños en la medida de lo posible. No es lo mismo contar con un estudio para tomar fotografías a una modelo de pasarela, que aquel que utilizaremos en esta ocasión para poder realizar la misma sesión fotográfica para productos pequeños, algo que bien podría ser un perfume, muñecos de peluche entre otras cuantas alternativas más.

En la gráfica que sugerimos en la parte superior prácticamente hemos definido todo lo que se requiere para instalar en nuestro estudio fotográfico; allí se está utilizando un rollo de papel (de aproximadamente unos 2 o 3 m de largo) de color blanco, el cual está pegado en uno de sus extremos hacia el techo con cinta adhesiva. Gran parte de este rollo lo sostiene una sencilla mesa, lugar en donde colocaremos a los productos que vayamos a fotografiar. También necesitaremos un trípode, el cual debe sostener a la cámara fotográfica que conseguimos anteriormente. Al respecto, estas cámaras fotográficas deben contar con el respectivo agujero en donde se sujetará el tornillo del trípode. Un sano consejo que daremos en este momento se encuentra en la estabilidad que pueda ofrecer este trípode; hay algunos convencionales (poco profesionales) que podrían mostrar una «foto desenfocada» debido a que la acción de presionar el botón obturador, mueve a todo el conjunto.

Por tal motivo, si la cámara fotográfica dispone de la función «temporizador», únicamente deberíamos de apuntar hacia el objetivo y posteriormente programar el tiempo en que se tomaría la fotografía, algo que bien podría contemplar a unos 5 o 10 segundos. Con ello, evitaremos tener que presionar con nuestro dedo al botón de disparo para que las fotos no salgan movidas.

3. La iluminación

Quien dispone de una cámara fotográfica digital (o en su dispositivo móvil) con seguridad que habrá realizado una gran cantidad de capturas de diversa índole. Sea de día o de noche, en el dispositivo se puede llegar a programar al «flash automático», lo cual quiere decir, que nosotros no intervendremos absolutamente en nada a la hora de elegir la iluminación.

Lo que hemos sugerido en la parte superior es lo peor que puede llegar a realizar una persona, ya que este flash puede llegar a empeorar la calidad en lugar de mejorarla. Imagina que tienes un perfume que se encuentra en su caja y a la misma, la vas a fotografía con el flash; la luz que se genere hará que resalte el brillo de la caja y por tanto, la fotografía aparecerá con un área blanca demasiado intensa que ha sido producto de esta técnica de iluminación.

La mejor alternativa que podríamos llegar a adoptar, es utilizar a la luz ambiente aunque, en el interior del estudio; la gráfica que propusimos en la parte superior te puede ofrecer una ligera idea de lo que intentamos decir en este instante. De todas maneras, si no tienes acceso a luz ambiental como la sugerida, entonces te recomendamos que programes a la cámara fotográfica con el tipo de iluminación de interiores, lo cual lo encontrarás dentro de su configuración como un icono de una «luz de tungsteno». Una de las ventajas que tendremos a la hora de utilizar una cámara fotográfica digital, esta en que se puede revisar lo realizado en ese mismo instante. Por tal motivo, bien podríamos probar con cada una de las iluminaciones que nos ofrezca el accesorio, estando incluido entre ellas, aquella en la que utiliza al flash. Gracias a que no tendremos que esperar el revelado de las fotos, en ese mismo instante podríamos revisar a las imágenes en la pantalla LCD aunque, es mejor tratar de rescatar las mismas hacia un ordenador personal para revisarlas con mayor amplitud en su pantalla.

4. Listos para la producción

Estamos haciendo referencia a la preparación del producto y más no, al retoque posterior que se podría llegar a realizar en estas fotografías. En tal sentido, antes de empezar a presionar el botón de disparo para esta sesión fotográfica, debemos asegurarnos que el producto se encuentre impecable, siendo esta la parte de la «producción» que hemos sugerido con el titular; en este sentido, unas cuantas sugerencias que podríamos recomendar son las siguientes:

preparar al producto para las fotos

  • Revisar el producto para eliminar cualquier tipo de imperfecciones, manchas, rayas e inclusive polvo que pudiese estar opacando la imagen de nuestro producto.
  • Debemos retirar cualquier tipo de etiquetas o pegatinas que puedan estar presentes, algo que puede sugerir de forma inmediata, al retiro del precio de venta del producto.
  • Si existe algo de arrugas en nuestro producto (asumiendo que el mismo sea de cuero o tela), utilizar algo de vapor para que se eliminen fácilmente.
  • Mostrar el resultado final del producto para que el cliente lo admire bien. Si este producto tiene algo que ver con indumentaria, sería conveniente utilizar a un modelo o un maniquí, algo indispensable aunque se puede llegar a obviar si no tenemos el presupuesto para ello.

5. Continuando con la postproducción

Una vez que hayamos concluido con los pasos anteriores, ya estaremos listos para iniciar con la postproducción, lo cual sugiere al último paso de todo nuestro trabajo; la edición de las imágenes es uno de los aspectos más importantes que debemos considerar, pues todas las fotografías que hayamos tomado en un momento determinado, ahora tendrán que ser procesadas para que muestren una mejor calidad por sobre los productos de la competencia.

Es necesario tratar de guardar determinadas líneas gráficas así como también, normas de mercadotecnia para la imagen. ¿Como podemos hacer esto? Solamente bastaría tener que visitar a determinadas tiendas online de gran importancia para darnos cuenta de lo que intentamos decir en este instante, siendo 2 buenos ejemplos de ello, Amazon y eBay. Si ya las has visitado, entonces debes tomar en cuenta los siguientes consejos que te mencionaremos a continuación:

  • El tamaño del imagen previa (miniatura) y completa.
  • Los diferentes márgenes. Definir el espacio que debe existir arriba, abajo, a la izquierda o derecha de la imagen central.
  • Alineación. Tendremos que analizar si es mejor utilizar a nuestra imagen en la parte central, arriba o abajo de la descripción.
  • El color del fondo debería contrastar con el que sea más fuerte en el producto a fotografiar.
  • Estimar si queremos mantener una sombra o no.

Con los tips que hemos mencionado anteriormente, quizá ya hayamos concluido con una sesión fotográfica que nos traerá una gran satisfacción al final. Ahora solamente se requerirá tener que descargar a todas las fotografías hacia el ordenador personal y posteriormente empezar a trabajar en alguna herramienta de diseño gráfico para dar unos cuantos retoques que mejoren la calidad.

Tip importante: Uso correcto y adecuado de la iluminación

Para que una fotografía salga perfectamente bien luego de haber sido tomada, el producto debía haber tenido una buena iluminación a su alrededor. Este es un aspecto muy importante que muchas veces no se toman en cuenta por parte del administrador de la tienda online, pues el tomar fotografías no quiere decir tener que realizar varios disparos al obturador sino más bien, saber cuando se los va a realizar.

La gente que visita tu producto intentará saber lo que va a comprar en un instante más; si manejas una iluminación equivocada, estarás mostrando algo completamente diferente al producto original. Una muestra de ello es cuando se utiliza incorrectamente a iluminaciones mixtas, lo cual provocará que la imagen fotográfica tenga una apariencia completamente diferente a la del objeto en cuestión, y en su estado original.

usar iluminación natural o artificial para las fotos

Sólo por dar un pequeño ejemplo de ello podríamos sugerir a una combinación de luces natural, fluorescente, incandescente entre otras cuantas más. Si exageramos en el uso de las mismas, inevitablemente nos encontraremos con un producto fotografiado con distintos tintes y tonos de colores. Además de ser una imagen inadecuada para mostrar como producto de venta, a la misma no se la podrá retocar fácilmente en alguna aplicación de diseño gráfico. Por tal motivo, la recomendación sería la de revisar cada foto que vayamos tomando, algo que puede ser realizado como unas pruebas previas para saber cual es la iluminación correcta que debemos utilizar para el resto de fotografías; para que tengas una mejor idea del tipo de iluminación que existe y que podrías estar utilizando en un momento dado, a las mismas las definiremos de una forma muy general a continuación:

Luz natural para fotos de producto

  • Iluminación continua. Un ejemplo de ello es aquella luz que puede entrar por una ventana grande o que también, provenga desde unas grandes bombillas.
  • Iluminación con flash. Esta es la que se genera desde un dispositivo o accesorio, es decir, una cámara fotográfica o un teléfono móvil.

Aquella iluminación que contempla al primer caso es una de las ideales que podríamos llegar a acoger; si disponemos de una habitación en donde existe una gran ventana y por allí entra directamente la luz del sol, entonces este vendría a ser el mejor escenario para «montar» nuestro estudio fotográfico móvil. Debemos acercar todos los implementos que mencionamos al inicio, lo más cerca de la ventana, pudiendo utilizarse también una pequeña plancha de «espumaflex» como espaldar del producto, ello para que la luz se  realimente y se produzca una iluminación automática hacia los lugares en donde el sol no llega en el producto.

Crear un estilo de imágenes para el producto en venta

Este es un aspecto que lo manejan perfectamente bien quienes saben de diseño gráfico, algo que aplicado a un producto específico debe considerar determinado número de normas a la hora de procesar las imágenes. Dicho de otra manera, el tamaño de las fotografías que aparecerán como producto de venta en la tienda online deben guardar una similitud exacta de tamaño.

varias posiciones del producto a fotografias

No sería correcto tener que colocar un mismo producto en diferentes tamaños que puede llegar a confundir al visitante; lo que si se puede hacer, es colocar a la misma imagen en distintas posturas, lo cual ofrecerá un mejor criterio de compra al interesado. En la parte superior hemos colocado a un ligero ejemplo, en donde un zapato de mujer es fotografiado en distintos ángulos, mostrándose la forma que tiene por cualquier lado que se logra; si te estás preguntando la razón por la que se debe hacer esto, simplemente es para tratar de evitar cualquier tipo de reclamo posterior a la compra. Si colocas una imagen del zapato de mujer únicamente en posición frontal, cuando el producto llegue al domicilio de quien lo ha comprado y admire que la parte posterior del diseño no es lo que esperaba, empezarán a generarse una gran cantidad de correos electrónicos de insatisfacción por el producto.

varios ángulos para fotos de productos

Si quieres una ligera idea de las diferentes posturas para tomar a estas imágenes, debemos mencionar que un buen consejo es tratar de realizar cada toma en un ángulo de 45°, lo cual podría representar unas 8 imágenes aproximadamente.

¿Es necesario mostrar o no, los detalles de un producto?

Por supuesto que sí, ya que una imagen que muestra únicamente a un «plano general» no ofrece el detalle de cada uno de los adornos o «labores» que se han realizado en el producto.

Una buena opción que se puede llegar a implementar en este sentido, es hacer que las fotografías tengan la posibilidad de aceptar un acercamiento por parte del visitante; claro que esto representará tener que usar una técnica avanzada para realizar dicho acercamiento, aunque también existe la posibilidad de permitir que el visitante, descargue la imagen del producto deseado a su ordenador. Con ello, en el «visor de imágenes» predeterminado puede llegar a realizar cualquier acercamiento, con lo que tendrá la posibilidad de revisar cada uno de los detalles que forman parte del diseño de dicho producto.

detalles del producto

Esta última parte que hemos mencionado quizá sea una de las más laboriosas para realizar si adoptamos un «acercamiento manual», pues la programación tendría que ser ejecutada para cada una de las 8 imágenes que hemos fotografiado anteriormente. Si permitimos que el visitante descargue a las imágenes a su ordenador para que el mismo tenga la posibilidad de hacer el acercamiento en su visor de imágenes, esto podría ser contraproducente si nuestro competidor adquiere a estas mismas imágenes para tener nuevas ideas que implementar en su tienda online.

Debemos mencionar, que muchas empresas a nivel mundial suelen tratar de investigar la forma en que trabajan sus competidores para poder buscar alternativas eficaces que le lleve más alto que ellos; por tal motivo, si en la medida de lo posible podemos evitar que se descarguen a las imágenes, entonces lo recomendable es utilizar técnicas avanzadas para que el acercamiento o alejamiento (navegación virtual) se realice desde el mismo sitio web o tienda online.

No olvides mostrar el color de tus productos

Este viene a ser otro aspecto muy importante para tomar en cuenta, ya que si un visitante prefiere una indumentaria de color negro, a otro le podría gustar el mismo modelo pero con color rojo.

Si los aspectos de forma van más allá del color, entonces necesariamente tendrías que colocar fotografías e imágenes de cada uno de los colores propuestos en el producto. La mayoría de firmas empresariales, suelen colocar bajo la fotografía, pequeñas cajas rectangulares con colores diferentes, las cuales únicamente harán referencia a la disponibilidad del modelo en dichas tonalidades.

mostrar colores de un mismo producto

Si tienes algo de conocimientos en Adobe Photoshop, esta tarea podría ser realizada muy fácilmente, ya que sólo tendríamos que importar a la foto de un producto específico y posteriormente tener que cambiar el color del mismo a aquel que exista en disponibilidad.

Esta es una técnica que suelen adoptar una gran cantidad de desarrolladores web principalmente, quienes proponen su idea a los administradores y propietarios de la tienda online. ¿Por que? Simplemente porque que una técnica adecuada de programación podría hacer que el visitante haga clic en la caja de color deseado para que la fotografía del producto, cambie automáticamente en ese instante. Con esta alternativa, el futuro comprador sabrá cómo sería el producto en el color deseado.

Si quieres ver un pequeño ejemplo de ello, solamente deberías ir hacia cualquier firma empresarial importante que venda coches, en donde a un modelo específico se le puede llegar a cambiar el color con el método que sugerimos anteriormente.

Claro que existen unos cuantos aspectos a tomar en cuenta que lastimosamente, una persona novata en diseño gráfico quizá no domine grandemente; trabajar en las imágenes en la etapa de postproducción representa el uso de técnicas de color CMYK en lugar de RGB, pues esta última se la utiliza generalmente cuando el producto va a ser exhibido en algún spot comercial (en vídeo). El primero (CMYK) ofrece una tonalidad de colores vivos y reales, técnica que inclusive es utilizada cuando se desea enviar algún tipo de arte a imprenta. Debido a la complejidad que puede conllevar esta última parte de la postproducción de fotografías, lo más recomendable es trabajar con un diseñador gráfico, a quien se le debe dar únicamente las pautas que deseamos integrar en nuestra tienda online, algo que el profesional sabrá interpretar correctamente para que nuestras ideas queden plasmadas en el arte final que nos entregue posteriormente.

Fuente: http://goo.gl/HL6YrE

Puntuación de los visitantes, si te ha sido util danos estrellas 😉
[0 sobre 0 votos]
Auditoría Web gratisSolicitar ayuda técnica
(Visited 422 times, 1 visits today)

Publicado por

Rodrigo Iván Pacheco

He trabajado con Wordpress durante largos años, conociendo cada uno de sus trucos en las varias versiones desarrolladas. Dar a conocer éstos trucos mediante videos y posts, es un orgullo para que muchos, puedan aplicarlos a sus respectivos blogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FactoriaDigital te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por FactoriaDigitalCom Soluciones Internet S.L.U. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en privacidad@factoriadigital.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar.