Muchas personas se sienten motivadas a realizar todo tipo de prácticas a la hora de conseguir un tráfico de calidad, lo cual podría estar planteándose en la compra de determinados elementos que al final, son considerados como «malas prácticas SEO» por parte de Google.

Hay una gran cantidad de mecanismos que se podrían llegar a utilizar con el único objetivo de crecer rápidamente en los distintos motores de búsqueda, situación que a pesar de ofrecer excelentes resultados en un inicio, posteriormente podrían hacer caer a un sitio tan rápidamente como aquel edificio que se desploma por no tener unas bases firmes en sus cimientos. De igual forma funciona un blog de WordPress o una tienda en Prestashop, siendo estos cimientos los diferentes artículos que vayamos proponiendo a nuestras visitas mediante la estructura que hayamos contemplado en el blog.

En lo que va del presente artículo mencionaremos a unas cuantas tácticas que suelen adoptar muchos blogueros, quienes en un inicio podrían desconocer que las mismas le traerá muchos problemas al final.

1. Compra y venta de enlaces para obtener un tráfico de visitas en WordPress

En reiteradas ocasiones hemos mencionado que un blog de WordPress no llega a tener muchas visitas en sus inicios, situación que puede llegar a desesperar a quien lo esta administrando o simplemente, al que se ha dedicado a tratar de salir adelante con un blog independiente. Esta desesperación puede desembocar en tratar de comprar servicios «extraordinarios», los cuales podrían verse reflejados en la compra de enlaces. ¿Que son esta compra de enlaces? A dicha pregunta ha dado una plena respuesta Google, quienes de manera concreta llegan a advertir a todos los blogueros, que el uso de este tipo de recursos será penalizado con la suspensión definitiva de las cuentas de Adsense que se hayan incluido para el efecto.

Quien vende tráfico desde sus respectivos servicios, de una u otra manera están perjudicando a un blog de WordPress. La venta de enlaces no es más que la utilización de determinados robots que dirigirán muchas visitas virtuales a un blog de WordPress; si un blog ha sido creado hace un mes atrás ¿te parecería lógico que ahora mismo tenga 20.000 visitas diarias? Pues si esta situación te puede parecer algo ilógica, más aún a Google que viene trabajando en este escenario desde muchos años atrás.

Google utiliza determinados sistemas de reconocimiento especializados, los cuales llegan a detectar el lugar desde donde provienen las visitas. Si estas visitas han sido sugeridas desde un mismo servidor (o desde varios pero manipulados por una misma firma), los rastreadores de Google los detectarán rápidamente y por tanto, se elaborará un informe en donde quedará evidenciado que se han utilizado prácticas SEO ilegales (o inadecuadas). Google tiene todo el derecho de penalizar y suspender las cuentas de Adsense cuando observa este tipo de mecanismos, ello debido a que se esta protegiendo a sus clientes, quienes llegan a pagar una cuota de dinero según sean los clics o visitas que se hagan a sus anuncios.

Por lo tanto, la única manera de poder obtener un tráfico de calidad completamente legal, es teniendo una gran responsabilidad con cada uno de los posts que redactemos para el blog de WordPress; en los mismos se debe mantener una buena calidad de ortografía y también, una densidad regular en cuanto a las «palabras clave» que se coloquen dentro del contenido del post. No se recomienda bajo ningún sentido tratar de comprar enlaces o visitas virtuales, ya que ello únicamente favorece a quien las vende y perjudica a quien las compra.

2. Utilizar un traductor online para publicar artículos nuevos en el blog de WordPress

Si bien es cierto que la mayor parte de información que encontramos en la web puede ser muy útil si acogemos mayoritariamente, a aquella que se encuentra en un idioma completamente diferente al nuestro, ello no quiere decir que debamos utilizar un traductor online para copiar y pegar dicho contenido en cada uno de nuestros posts.

Ningún traductor existente en la actualidad puede llegar a concretar una idea perfectamente bien estructurada en cuanto a un tema sugerido. Los traductores online debe ser considerados como sencillas herramientas que nos ayudarán a tener una ligera idea de lo que su autor, ha propuesto en dicho artículo y en la web en general. La mejor alternativa para un bloguero, es intentar seguir un curso básico de inglés o del idioma que pertenezca a las fuentes de donde vaya a extraer esta información. Ello no quiere decir que debamos realizar una traducción puntual para tener que copiar a la misma dentro de nuestros post sino más bien, que ello sirva para que nosotros sepamos estructurar la noticia según el estilo que hayamos adoptado seguir para nuestros posts.

Si lo antes mencionado puede ser considerado como una de las «peores prácticas SEO», peor aún el tener que utilizar a un robot automático que haga esta transcripción a nuestro blog. Hace unos 5 años atrás apareció una interesante herramienta que fue desarrollada por un programador chino, quien la ofreció inicialmente completamente gratis y posteriormente, sugirió un pago específico, ello debido a la gran acogida de blogueros por su herramienta.

¿Cómo funcionaba esta aplicación de transcripción automática?

Esta herramienta tenía un funcionamiento bastante interesante, lo cual vino a ser el motivo por el que muchos la adquirieron en su momento. El usuario solamente tenía que programar el acceso a su blog de forma remota desde esta aplicación (con el nombre de usuario y la contraseña), ello mientras que en otra parte de la misma, se llegaba a colocar todas aquellas direcciones de páginas web en donde existían noticias sobre un tema específico. La herramienta solía tomar las más recientes publicaciones para que se traduzcan y publiquen automáticamente (de forma literal) en los posts de los blogs. Ahora bien, quizá te llegues a preguntar ¿cual fue el error de adoptar esta medida?

A pesar de que en un inicio muchas personas llegaron a visitar estos sitios web basados en WordPress, posteriormente estas mismas visitas dejaron de revisar dichos artículos, ello debido a que la calidad de los mismos era pésima en cuanto a la información, pues la misma, traducía términos técnicos de una manera errónea. Hoy en día, Google ha mejorado inmensamente su algoritmo, mismo que tiene la capacidad de detectar cuando un post ha sido duplicado, ello a pesar de que 2 de ellos, se encuentren en idiomas diferentes.

«Nada es fácil en la vida» y en el mundo de los blogueros, esta situación se acentúa de una forma más persistente, ya que se tiene que trabajar a diario para poder ser reconocido como «mejores en el mundo del blog de WordPress». No importa si llegas a publicar uno o dos artículos a la semana, ya que lo realmente valioso, es que lo hagas de forma original y sin copia alguna.

3. El tan comentado «no-follow» en los enlaces externos de nuestros post

Un aspecto también importante para tomar en cuenta, es aquel en el que muchos usuarios suelen utilizar para evitar «otorgar puntos» a nuestras fuentes de información. Si bien es cierto que existe un plugin que en un momento determinado se colocó en el repositorio de WordPress, ello no quiere decir que el mismo lo debamos de utilizar de forma indiscriminada. Lo mejor sería no tener que usar esta técnica y peor aún, al plugin. Anteriormente lo habíamos recomendado pero únicamente con la intención de dar a conocer al lector, lo que significa este término.

Haciendo un pequeño recordatorio de lo que hablamos en dicho momento y lo que sugiere Google, utilizar al «no follow» en enlaces externos puede ser motivo de una penalización que incluye a la eliminación de los anuncios de Adsense. Ahora bien, quizá te estés preguntando la razón por la cual Google no permite este tipo de técnicas que para ellos, son prácticas inadecuadas SEO.

Si has adquirido una imagen o tienes una fuente de información de un sitio web específico, lo más recomendable es que le otorgues el respectivo reconocimiento pues caso contrario, la noticia que has publicado vendría a representar una autoría de 100% para ti. Si hablamos de dispositivos móviles y está autoría la hemos reconocido como nuestra, ello querría decir que tenemos un «contacto fuerte e importante» dentro de las diferentes firmas fabricantes.

Google es un motor de búsqueda, mismo que se alimenta de la navegación por cada una de las noticias que se vayan generando día a día; si todo el mundo utilizarse a este término «no follow» no existiría información reconocida para investigar. Google se retroalimenta de nuestros post, los enlaces internos que tengamos en cada uno de ellos y también, los enlaces externos que utilicemos como fuente de información, elementos que tienen que estar colocados de forma bien coordinada para llegar a tener una buena calidad de posicionamiento en su motor de búsqueda; aquellos blogueros que llegan a evitar usar enlaces externos, o que los han colocado con el «no follow» activado en ellos, tarde o temprano se encontrarán en una isla en donde los demás, no les tomaran en cuenta debido a que Google los catalogará como «un sitio web engañoso».

4. Haciendo comentarios que son considerados como spam para otros sitios web

En algunas ocasiones hemos sugerido que un bloguero debería dejar su firma en los comentarios de otros blogs de WordPress o en diferentes foros de la misma temática; si bien es cierto que esta situación nos puede ayudar a crecer paulatinamente, también es cierto que un comentario puede ser considerado como spam por el administrador de dicho blog, por diferentes motivos; 2 de ellos son los siguientes:

  1. Cuando dejamos un comentario sobre un tema diferente al tratado en el blog. Por dar un pequeño ejemplo de esta situación mencionaremos a aquel bloguero que de una forma irrespetuosa ha ingresado a un sitio web en donde se habla de cocina; allí mismo ha dejado comentarios sobre el más reciente dispositivo móvil lanzado por HTC, tema que no tiene nada que ver con lo propuesto en dicho blog y que por tal motivo, es considerado como un comentario spam.
  2. Dejar nuestra URL en los comentarios. Esta es una táctica que se la suele realizar de forma consciente por parte de todo bloguero, situación que no necesariamente debería ser considerada como un comentario spam; de todas maneras, existen algunos administradores de diferentes blogs de WordPress que si consideran a este tipo de actividades como un comentario spam, ya que se está aprovechando esta área para dar a conocer un blog diferente.

Las 2 consideraciones que hemos sugerido tienen que ser analizadas de forma metódica por un bloguero cualquiera, siendo este el único que deberá saber, si está incurriendo en desarrollar este tipo de comentarios spam en otros sitios web. Si realizamos este tipo de actividades de forma persistente, habrá un momento determinado en el que Google lo detectará y obviamente, dará un mal prestigio (ranking) a nuestro sitio web si hemos firmado con nuestra URL en estos comentarios.

5. Uso excesivo de «palabras clave» en un post del blog de WordPress

Si bien es cierto que las «palabras clave» (tags o etiquetas) son importantes para el buen posicionamiento de un blog de WordPress, las mismas no deberían sobrepasar un porcentaje específico dentro del contenido general. Si un post específico se compone de 4 párrafos y en cada uno de ellos sea utilizado a 10 o 15 veces a la misma palabra clave, esta situación es considerada de manera innegable, como un abuso de su utilización. No estamos haciendo referencia al aspecto de «redundancia», ya que este término puede ser motivo de una mala ortografía o una falta de expresividad gramatical por parte del redactor. El abuso de las palabras clave en un post de WordPress puede ser intencional, lo cual quiere decir que alguien las ha colocado de dicha manera para que posicionen mejor y más rápido en el motor de búsqueda.

A continuación mencionaremos unas cuantas tácticas regulares que se suelen admirar en diferentes posts de WordPress, no siendo las únicas que existen aunque pueden ser consideradas como las más utilizadas.

5.1. Rellenando el contenido con palabras clave

Esta situación podría ser considerada como una «gran redundancia», aunque aplicado específicamente a las «Palabras Clave» que están siendo utilizadas a cada instante en cada párrafo. A pesar de que existe una gran cantidad de expertos en la web que sugieren que Google no penaliza la redundancia (que puede ser cierto), pero este aspecto puede llegar a ofrecer una mala calidad de contenido en los artículos, algo que se verá reflejado en un bajo ranking dentro de motor de búsqueda.

5.2. Palabras clave dirigidas al motor de búsqueda

Esta es una de las prácticas SEO de mala calidad que muy pocas veces se la llega a detectar por parte de un visitante. Para ello te explicaremos lo que suelen realizar determinados blogueros expertos y profesionales a la hora de intentar posicionarse con sus posts, en los motores de búsqueda y principalmente en el de Google.

Un bloguero puede llegar a redactar un post específico, el cual se encontrará muy bien estructurado a los ojos de los visitantes. Teóricamente allí no hay nada excepcional ni irregular, aunque si están presentes una gran cantidad de palabras clave de forma invisible, algo que el lector no logra notar pero que sin embargo, si lo puede hacer Google. ¿Cómo es posible esto? Pues simplemente, colocando palabras clave de color blanco sobre fondo blanco (o usando el color del fondo de la plantilla de WordPress), lo cual convierte a todo este texto en algo invisible. Recordemos que Google puede ser considerado como un robot sofisticado en la web, quien no tiene ojos pero tiene algoritmos muy bien programados que tienen la capacidad de reconocer cada palabra, así la misma se encuentre invisible como lo hemos sugerido en este ejemplo.

Esta práctica SEO debe ser considerada como inadecuada, ya que intenta engañar al visitante mostrando únicamente lo que él desea leer y manteniendo escondidas a diferentes palabras clave que en cambio, le servirá a Google para posicionarle mejor a dicho blog. Publicistas experimentados llegarán a encontrar una gran similitud en este tipo de prácticas SEO con lo que se solía realizar hace mucho tiempo atrás en videos promocionales (spots publicitarios), en donde se llegaba a colocar un cuadro de la marca del producto mezclado entre los 30 fps que conforman a un segundo de vídeo (o a 25 fps en PAL), algo que era considerado como una práctica subliminal que llegaba a ser captada únicamente por el cerebro humano.

6. Utilizar enlaces internos retroalimentados

Ya que nos hemos dedicado a tratar de analizar cuales son las prácticas SEO más mal utilizadas que pueden llegar a emplear determinados blogueros, ahora terminaremos con una de ellas que quizá pueda ser la peor de todas (desde el punto de vista personal y de otros cuantos blogueros expertos en la web).

No podemos desconocer que los enlaces internos son una fuente muy importante para que el blog se sirva de ellos y por tanto, se alimente creciendo rápidamente con un buen ranking en los motores de búsqueda. Pero hay que saber diferenciar entre lo que representa un enlace interno y lo que representaría, un enlace interno retroalimentado; para ello sugeriremos pequeños ejemplos a continuación, lo cual se llega a ver en diferentes tipos de blogs anglosajones principalmente, aunque también existen blogs en idioma español que suelen seguir su ejemplo y que sin embargo, no es lo más adecuado para conseguir un tráfico de calidad en nuestro blog de WordPress.

  • Enlaces internos. El enlace interno es aquel que colocamos dentro del contenido de un post en nuestro blog de WordPress y que dirigirá al lector, hacia otro post diferente, pero dentro del mismo blog; este tipo de prácticas SEO si es correcta, ya que únicamente se está sugiriendo al lector, que puede encontrar más información sobre un tema en otro post que pertenece al mismo blog.
  • Enlaces externos. Todo el mundo conoce lo que son los enlaces externos, aunque ahora trataremos de sugerir un pequeño ejemplo para que haya una plena identificación de los mismos. Dentro del contenido de un post podríamos llegar a colocar a un enlace que surgiera al lector, dirigirse hacia un blog diferente (que puede ser la fuente de información u otro blog del mismo administrador) para encontrar más datos de lo que se esta tratando allí.
  • Enlaces internos retroalimentados. Esta es la parte a donde queríamos llegar en este momento, es decir, a la definición de los enlaces internos retroalimentados; el bloguero puede llegar a redactar un post específico y en cuyo contenido colocar a un enlace retroalimentado. ¿Qué quiere decir esto? Simplemente que el lector puede hacer clic en dicho enlace con el objetivo de encontrar mayor información sobre el tema allí planteado; la sorpresa se la llevará al ver que dicho enlace le redirige al mismo post que esta leyendo en ese momento, situación que es molesta para el visitante y que por tanto, abandonará rápidamente a este contenido que ha encontrado esporádicamente.

Si bien es cierto que este tipo de actividades suele ser utilizada por una gran cantidad de personas para posicionar rápidamente a cada post en el blog, ello no quiere decir que sea una buena práctica SEO, situación que inclusive es motivo de una penalización por parte de Google ya que sus algoritmos tienen la capacidad de detectar dicho «movimiento cíclico». Ahora bien, algunos blogueros podrían intentar engañar a Google con estos enlaces internos retroalimentados, haciendo uso para ello, de aquella función en la que se ordena al enlace que se «abra en una ventana diferente». Cuando esto llega a ocurrir, tendremos una nueva pestaña (o ventana) del navegador, algo que podría ser considerado como una nueva visita para el administrador del blog, aunque para Google esto es considerado como «un engaño».

Existen muchas más prácticas SEO inadecuadas que podríamos llegar a detallar en el presente artículo, situación que no terminaríamos de explicarla debido a la gran diversidad de ellas que existen en la web. De todas maneras, hemos intentado sugerir a las que son las más predominantes y utilizadas por parte de muchos blogueros, debiendo evitar a las mismas si queremos buscar un buen posicionamiento de calidad y más no, uno que posteriormente nos haga decaer demasiado rápido en el ranking ofrecido por los motores de búsqueda.

Share This